Por tormenta geomagnética, se destruyen y queman al menos 40 satélites Starlink de SpaceX

0
90

Estados Unidos.- De los 49 satélites Starlink lanzados el pasado 3 de febrero, al menos 40 fueron destruidos por el paso de una intensa tormenta geomagnética, informó SpaceX.

A pesar de las preocupaciones que podría generar una colisión con otros satélites o la Tierra, SpaceX afirmó que los satélites derribados por la tormenta geomagnéticas se quemarán en la atmósfera terrestre en vez de entrar en la órbita baja del planeta como se pretendía, donde debían unirse con la constelación de 2 mil satélites Starlink.

En un comunicado, la empresa de Elon Musk aseguró que el derribo de los satélites representan un “riesgo cero de colisión” con otros satélites, además no impactarán en el suelo ni causarán daños debido al material con el que fueron construidos, el cual no involucra ningún metal pesado.

Leer más: Nueva actualización de Twitter agregará botón de “No me gusta”

Los 40 satélites derribados formaban parte de los 49 lanzados el pasado 3 de febrero desde el Centro Espacial Kennedy de Florida, que iban a unirse a la constelación Starlink donde hay más de 2 mil satélites cuya función es ofrecer internet de banda ancha a todo el planeta.

“Lamentablemente, los satélites desplegados el jueves se vieron afectados por una tormenta geomagnética el viernes”, dijo SpaceX.

Según el Instituto Geográfico Nacional de España, las tormentas geomagnéticas son perturbaciones del campo magnético de la Tierra, se producen por un aumento brusco de las partículas emitidas en las erupciones solares que alcanzan la magnetosfera, produciendo alteraciones en el campo magnético terrestre.

“Estas tormentas causan el calentamiento de la atmósfera y densidad atmosférica a nuestras altitudes bajas de despegue. De hecho, los GPS a bordo sugieren que la escalada de velocidad y severidad de la tormenta causó un arrastre atmosférico que se elevó hasta un 50% respecto a lanzamientos anteriores”, informó SpaceX.

La compañía aeroespacial insistió en que no hay riesgo de colisión y que los satélites están destinados a desintegrarse como reingresar a la atmósfera terrestre tras no lograr entrar en órbita, por lo que tampoco se esperan escombros.

Leer más: Venus alcanzará su máximo brillo durante la madrugada del 9 de febrero; el fenómeno volverá hasta 2023

Estas declaraciones fueron apoyadas por la Agencia Espacial del Reino Unido, la cual afirmó que “virtualmente no había riesgo” en Tierra,  de acuerdo a su monitoreo de los satélites de SpaceX.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí