Un sacramento más fue el que Jaime sumó a su educación eclesiástica

0
93

Culiacán, Sinaloa.- Una celebración muy especial fue la que protagonizó Jaime Amador Chacón al estar de manteles largos después de haber realizado su primera comunión. Motivo por el que sus padres, Julia Chacón Mireles y Jaime Amador Herrera, le organizaron esta comida a modo de festejo en un conocido club campestre de la capital sinaloense. 

Sitio hasta el que arribaron Alejandra Chacón Mireles y Jaime Amador Nevárez, ahora padrinos de Jaime. Y de igual manera estuvieron presentes sus abuelas, Betty Mireles Reyes y Ernestina Herrera Caldera; su tía, Betty Chacón Mireles, y demás personas cercanas a él, mismas que lo felicitaron por seguir preparándose dentro de su fe católica.

Pasados unos minutos de su llegada al lugar de la celebración realizada por la tarde, los invitados abrieron apetito con unas crujientes botanas y unas bebidas frescas mientras estaban listos los variados guisos, las gorditas con asientos y las tortillas recién hechas para degustar de estos manjares correspondientes a la gastronomía sinaloense y con los que consintieron cada uno de sus paladares. Y como postre, hubo un rico pastel de vainilla relleno de cajeta.

Pero sin duda, el momento más esperado por Jaime, fue cuando abrió cada uno de los obsequios que sus invitados le entregaron por subir un peldaño más dentro de su preparación eclesiástica. Misma que sus padres han apoyado desde que era un bebe e inicio este camino por medio del bautizo. El cual esperan que siga hasta que en algunos años se case con el amor de su vida y decida hacerlo bajo la bendición de Dios. La que muy seguramente le será concedida al ser un feligrés muy comprometido.

¡Felicidades!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí