La novedad…Es que no hay novedad, sigue la impunidad

Fecha:

De regreso. Pues concluyó nuestro periodo vacacional y aquí estamos de regreso. La novedad… es que no hay novedad. Te puedes ausentar del estado, desconectar de las redes, de los comunicados oficiales, de las noticias diarias. Y nada cambia en Sinaloa, en Mazatlán. Nueve meses y contando, el gobernador Rubén Rocha Moya sin aterrizar. El manejo de la pandemia, como siempre, mal manejada. Hay quienes aceleran al gobernador y agarra monte. La violencia sigue imparable. La promesa de aclarar el asesinato del periodista Luis Enrique Ramírez sigue sin cumplirse. Vil demagogia y un “chivo” detenido y encarcelado cuando saben que no es el responsable. A través de su secretario de Economía, Javier Gaxiola Coppel, invita a un grupo de empresarios sinaloense a una cena con el presidente López Obrador sabiendo de antemano que era una celada.

Algunos se fueron con la finta por tal “distinción” y hasta halagados se sentían. Cuando disfrutaban los tamales de chipilín, les circularon la carta compromiso. Tendrían que pagar desde 20 millones hasta 50, para la rifa de terrenos de Playa Espíritu, en Escuinapa. Les pasaron la charola en una de las acciones más burdas para que ellos financien la presa Santa María. Y tienen de plazo hasta el 15 de septiembre. Rocha Moya sigue sin realizar gira oficial por Mazatlán, al que visita desde hace meses “de pasadita”. Vino la elección de delegados de Morena. Y no hubo novedades. Los mismos e ilegales actos de siempre en lo que se refiere a partidos políticos. Acarreos, compra de votos, agandalles. Ahí se mostró el rostro de los nuevos morenos que desplazaron evidentemente a los originales. Ya hay impugnaciones. Y qué decir de don Luis Guillermo Benítez, alcalde de Mazatlán, que sigue en las mismas. Abuso, excesos, cinismo, corrupción y hasta el extremo de la megalomanía. Y si el gobernador no hace lo que le corresponde y el Congreso del Estado igual, ambos se convertirán en cómplices del saqueo que está sufriendo el municipio de Mazatlán.

El mismo camino que llevó al desafuero de Jesús Estrada Ferreiro parece andar el alcalde de Mazatlán, Luis Guillermo Benítez. Ayer, viudas de policías municipales se manifestaron en la explanada del palacio para exigir la homologación de salarios y mayores beneficios para las familias de policías que han caído en su deber y otros por enfermedades. El alcalde dejó filtrar una buena excusa para no atenderlos. Tiene covid. Al menos eso dicen.

Fueron atendidos por un grupo de regidores, y ya iniciada la plática llegó el secretario del Ayuntamiento, Édgar González. Se acordó instalar una mesa de trabajo para el próximo lunes y analizar uno por uno los casos. Paralelamente, Cultura está en medio de una grave crisis económica provocada, claro está, por los excesos. Ya se acabaron el presupuesto y en los primeros seis meses de este año se gastaron 120 millones. Y si eso ejemplifica el mal manejo de las finanzas municipales, lo de las luminarias que involucran 400.8 millones de pesos deberían ir directo a la Fiscalía. Lo único que explica que no se actúe es la impunidad y la complicidad. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Compartir Post:

Popular

Más como esto
Relacionado

Mazatlán arranca la campaña “Unidos Somos Maz Útiles”

Mazatlán, Sinaloa.- Luis Arnulfo Vargas Montes, director del...

Infonavit: requisitos para el programa Mejoravit que te da dinero en efectivo

El programa de Mejoravit del Infonavit, es un crédito...

¿Cuál fue la primera app que descargaste en tu celular Android? Usa este truco para saberlo

¿Tienes un celular Android y no recuerdas cuál...

Anastasiia Zhurbenko, la modelo rusa que se ha ganado el corazón de los mexicanos

México.- El nombre de Anastasiia Zhurbenko se ha...