Humberto sigue su vida tras sufrir un accidente en Los Mochis; fabrica casitas de madera para mascotas

0
83

Los Mochis, Sinaloa.- Tras un accidente que lo dejó incapacitado por tres años y ante la falta de oportunidades laborales, Humberto construye casas para perros de madera reciclada, oficio que comenzó principalmente como una actividad de terapia haciendo algunos pequeños muebles de madera, para después construir dichas casas para mascotas.

Humberto Ceceña Soto es originario de Chinobampo, El Fuerte, sin embargo, desde hace 36 años radica en esta ciudad de Los Mochis.

Precisó que hace muchos años atrás trabajó en la extinta Conasupo, en la CFE y otras empresas, pero que su último trabajo fue de chofer en el transporte público.

Leer más: Zona norte de Sinaloa registra 18 casos nuevos de lepra

“La madera la voy consiguiendo en la calle o de la que desechan algunas carpinterías o bien, cuando alguien desecha algún mueble de madera me lo dan o lo levanto si lo tiraron en algún lado; ese material lo voy juntando hasta que logro tener las necesarias para poder construir las casitas para mascotas. Estas las utilizan para los perros y los gatos”, subrayó. 

Reconocen su trabajo

Asimismo, Humberto dijo que afortunadamente en estos meses se ha dado a conocer con sus trabajos y han habido personas que se acercan y le han pedido que les construya casitas para muñecas, lo cual lo alienta a seguir adelante, pues eso quiere decir que su trabajo está siendo reconocido por los clientes.

Comentó que por muchos años fue chofer del transporte público, logró ahorrar un poco de dinero para poner una birriería, por lo que un día estaba haciendo unas maniobras en una mufa, pero accidentalmente cayó y se fracturó ambos brazos, además se lesionó seriamente la columna vertebral.

El comienzo

“Hace un par de meses comencé nuevamente a caminar, en cuanto ya pude hacerlo comencé a pensar en qué podría trabajar, en mi condición difícilmente encontraría un trabajo, por ello me vino la idea de fabricar las casas para perros”, resaltó.

Aprendiendo

Dijo que no es carpintero y que antes no había tenido la oportunidad de trabajar con madera, pero la necesidad lo llevó a esta situación de hacer las casas para perros de madera reciclada.

“De aquí saco el dinero para la casa, pero además me sirve como terapia, ya que quedarme en la casa no me lleva a nada, ahí solamente me iba a deprimir, por ello con dificultades para moverme bien, pues no puedo, pero gracias a Dios vamos a salir adelante”, subrayó.

Leer más: Seis asociaciones en Sinaloa han cerrado por pandemia de Covid-19

Finalmente, Humberto aseguró que lo que está haciendo es porque Dios le ha dado otra oportunidad para poder salir adelante. 

¡Guardián entrenado! Perro evita que trabajar de la CFE revise medidor de luz

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí