Édgar González teme por su seguridad, por caso Nafta

0
55

Secretario amenazado.  Édgar González asegura que ha recibido amenazas. Se siente en riesgo porque considera que Juan José Arellano, cabeza del grupo empresarial Arhe, es poderoso. Y no le faltan razones. Las amenazas aparecieron porque se está defendiendo al Ayuntamiento ante la arremetida de ese grupo empresarial por el caso de Nafta. El mismo secretario del Ayuntamiento  comenta que no una, sino en varias ocasiones, Arellano ha pedido que lo despidan. Ya lo hizo público en su carta, que aún sin mencionar el nombre, González lo acusa de “no respetarlo”. La exigencia de Arellano para que sea retirado del cargo apareció cuando personal del Departamento Jurídico fue despedido, bajo la sospecha de que está incumpliendo en la defensa del Ayuntamiento y que había demandas que pudiéndose ganar, se perdieron. Las sospechas posteriormente pasaron a confirmarse. Ese personal despedido se fue a laborar al Grupo Arhe. Hoy, González Zataráin enfrenta por lo menos tres demandas. Y reconoce que su acusador es un hombre poderoso. Y que circula por diversos lugares siempre escoltado por un grupo de custodios.

El triángulo del conflicto en Mazatlán, Alcalde-Secretario del Ayuntamiento-Grupo Arhe, no tiene una lógica y está, lo saben los tres involucrados, muy alejado de la realidad. El secretario Édgar González, se supone, recibe instrucciones de su jefe, el alcalde Luis Guillermo Benítez. El empresario Juan José Arellano es amigo del “Químico”. ¿Entonces? En este juego perverso, el “Químico” le manda decir a su “amigo” a través de Édgar González lo que quisiera decirle. ¿Entonces? Arellano sabe que es así. Pero en vez de confrontar a su “amigo”, decide hacerlo contra González. Lo cierto es que los tres saben. Y que lo único que están haciendo es exhibirse. La ambición, el poder y el dinero, todo juega.

En Estados Unidos ya se dieron cuenta del fracaso que se vive en México en materia de seguridad. El Departamento de Estado boletinó a prácticamente todos los estados del país, porque los actos violentos, secuestros, asaltos y robos se han “extendido por todo México”. Recomiendan no viajar a los estados de Colima, Guerrero, Michoacán, Sinaloa y Tamaulipas. Porque en ellos prevalece la delincuencia y el secuestro. Para el resto de los estados se recomiendan “considerar viajar”. Solo dos estados se salvan de la advertencia de viaje. Campeche y Yucatán. En Sinaloa, el Departamento de Estado de Estados Unidos menciona a Mazatlán, al que recomiendan viajar solamente por aire o mar, y limitarse en la zona dorada y centro histórico. Y recomiendan viajar entre destinos por rutas directas al aeropuerto o terminal marítima. El otro municipio sinaloense observado es Los Mochis y Topolobampo, al que se recomienda viajar solo por aire o mar. Y estar restringidos en la ciudad o puerto. Aquí están las consecuencias de la falta de combate a los delincuentes. La prueba de que los “abrazos y no balazos” es un rotundo fracaso. Y las estadísticas de más de 120 mil homicidios dolosos en lo que va de este sexenio, no logran que el presidente López Obrador reconozca que la política de seguridad ha fracasado. Para nada demerita al presidente reconocer el error y replantear la estrategia. Al contrario, beneficiaría a todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí