Un niño de tres años casi muere tras ser mordido por una garrapata

Fecha:

Estados Unidos.- Un niño de tres años casi muere tras ser mordido por una garrapata en Estados Unidos, debido a que puede transmitir una rara enfermedad.

La víctima, un niño llamado Johnny Simoson, se enfermó gravemente y terminó en un hospital donde lograron salvarle la vida. Gracias a la intuición de su madre, Jamie Simoson, la empujó a buscar un tratamiento médico ya que en un principio el pediatra de su hijo minimizó el caso.

El niño fue picado por la garrapata cuando se encontraba nadando en la piscina de un vecino el pasado 15 de junio.

La madre notó una pequeña mancha en el omóplato derecho de su hijo. “No estaba incrustado (la garrapata). No estaba hinchado. Lo saqué fácilmente con un par de pinzas y todavía estaba vivo”, dijo la madre.

“No necesariamente tenía ninguna marca en su hombro trasero hasta unos días después; solo había una pequeña protuberancia roja. Eso fue todo”. Añadió la madre.

Después de dos semanas, llamaron a la madre de Johnny diciendo que su hijo no se sentía bien.

“Estaba deprimido, no tenía apetito y el hecho de que se quejara de un dolor de cabeza no era normal para un niño de 3 años”, dijo la madre y agregó que sus síntomas empeoraban durante los siguientes dos días.

Luego de una visita al pediatra, Johnny fue enviado a casa con algunos medicamentos. Pero esa noche el niño sufrió fiebre.

La madre indicó que llamó al médico y después de una segunda visita, le dijeron que debía esperar, pero la madre no se sentía convencida y llevó a su hijo a la sala de emergencias cuando su fiebre subió a más de 39° y no mostrara mejoras a un antifebril que se le había dado.

Johnny fue picado por una garrapata mientras se encontraba en la piscina / Foto: Redes sociales

Sin embargo, todavía estaba por empezar lo peor, los días en el hospital se convirtieron en semanas. Una punción lumbar descubrió que tenía un aumento de neutrófilos, un tipo de glóbulos blancos que actúa como primera respuesta del sistema inmunitario, en el líquido del cordón umbilical y fue tratado por meningitis bacteriana y viral, hasta que los médicos las descartaron.

Los médicos decidieron trasladar al niño a otro centro de salud de mayor complejidad y allí estuvo cuatro días en terapia intensiva.

Al niño le hicieron una tomografía para descartar una hemorragia cerebral, un absceso o una masa.

Las cosas se pusieron realmente aterradoras en ese momento, no hablaba. Fue muy frustrante buscar una respuesta. Estábamos aterrorizados de no poder volver a casa con nuestro hijo”, dijo la madre.

Después de una resonancia magnética, los neurólogos pudieron diagnosticarle meningoencefalitis, una infección tanto del cerebro como del tejido delgado que lo rodea.

Después de una noche de inmunoglobulina intravenosa, un tratamiento para pacientes con deficiencias de anticuerpos, había señales de esperanza.

El niño comenzó a hacer preguntas después de haber pasado cinco días sin  responder, dando señales de que estaba en alerta y hablando.

Sus padres tuvieron que darle de comer y beber de nuevo, así como a sentarse y hablar con claridad. Luego de pasar 12 días, el niño recibió el alta médica y la alegría fue total.

Tres días después de ser dado de alta, los médicos le informaron que Johnny había dado positivo por el virus Powassan, una enfermedad rara y peligrosa transmitida por garrapatas y encones el misterio quedó resuelto.

Te recomendamos leer:

La madre abrió un página de Facebook y ahora alerta a las personas a prevenir las picaduras de garrapatas para proteger a sus hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Compartir Post:

Popular

Más como esto
Relacionado

Siete reglas no escritas de la política

1. En política, la palabra cuenta. Si da...

Día Internacional del Peatón

Hoy es el Día Internacional del Peatón, que...