Rusia advierte represalias si USA y la OTAN intervienen en Ucrania

0
90

Moscú.- Rusia advirtió que tomaría “medidas de represalia” si Estados Unidos y sus aliados de la OTAN continúan interviniendo en Ucrania, aumentando la presión sobre Occidente ante una posible invasión rusa a territorio ucraniano.

El gobierno de Rusia ha negado repetidamente que tenga tales planes, pero Estados Unidos y sus aliados están preocupados de que Rusia despliegue unas 100.000 tropas cerca de Ucrania y lance una serie de maniobras militares de gran alcance.

Como parte de los simulacros, unidades de artillería e infantería motorizada del suroeste de Rusia practicaron el uso de munición real, aviones de guerra en Kaliningrado, en el Mar Báltico, realizaron bombardeos, decenas de buques de guerra navegaron para ejercicios de entrenamiento en el Mar Negro y el Ártico, y aviones de combate rusos y los paracaidistas llegaron a Bielorrusia para juegos de guerra conjuntos.

Leer más: Recolección de firmas contra Maduro al mínimo tras boicot opositor

Está en juego el futuro de Ucrania: Rusia ha exigido garantías de que la OTAN nunca admitirá al país ni a otras naciones exsoviéticas como miembros y que la alianza revertirá los despliegues de tropas en otras naciones del ex bloque soviético. Algunos de estos, como la promesa de membresía, son imposibles para la OTAN, lo que crea un punto muerto aparentemente intratable que muchos temen que solo pueda terminar en una guerra.

En declaraciones a los legisladores, el ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergey Lavrov, dijo que él y otros altos funcionarios asesorarán al presidente Vladimir Putin sobre los próximos pasos después de recibir respuestas por escrito de Estados Unidos a las demandas. Se esperan esas respuestas esta semana, aunque Estados Unidos y sus aliados ya han dejado en claro que rechazarán las principales demandas de Rusia.

Si Occidente continúa con su curso agresivo, Moscú tomará las medidas de represalia necesarias”, advirtió Lavrov.

Pero indicó que Rusia no esperaría para siempre. “No permitiremos que nuestras propuestas se ahoguen en interminables discusiones”, dijo.

Se burló de los temores de una invasión inminente, diciendo que “nuestros colegas occidentales se han llevado a sí mismos a un frenesí militarista”, y agregó con sarcasmo que “la propia élite ucraniana se ha asustado un poco por el susto occidental”.

Cuando los legisladores le preguntaron si Rusia podría expandir la cooperación militar con Cuba, Venezuela y Nicaragua como parte de sus medidas de represalia, Lavrov respondió que Moscú tiene vínculos estrechos con esos países en el hemisferio occidental y busca profundizarlos. Señaló que Putin habló por teléfono con los líderes de las tres naciones la semana pasada y acordaron “considerar formas de profundizar aún más nuestra cooperación estratégica”.

A principios de este mes, el adjunto de Lavrov se negó rotundamente a descartar el despliegue de activos militares rusos en Cuba y Venezuela si no se cumplen las demandas de seguridad de Moscú.

Los ministerios de defensa de los países estaban planeando más contactos para reforzar la cooperación militar, dijo el embajador de Rusia en Cuba, Andrei Guskov, a la agencia de noticias Interfax.

La OTAN dijo esta semana que estaba reforzando su disuasión en la región del Mar Báltico y Estados Unidos ordenó 8.500 soldados en alerta máxima para un posible despliegue en Europa. Las naciones occidentales también han enviado aviones cargados de armas para ayudar a Ucrania a fortalecer sus defensas.

En medio de la escalada de tensiones, los funcionarios ucranianos han tratado de calmar los nervios .

El ministro de Relaciones Exteriores de Ucrania, Dmytro Kuleba, dijo que si bien la concentración de tropas rusas cerca de Ucrania representa una amenaza, “su número ahora es insuficiente para una ofensiva a gran escala”.

“Todavía les faltan algunos elementos y sistemas militares clave para montar una gran ofensiva a gran escala”, dijo Kuleba a los periodistas.

Como han señalado otros, señaló que causar alarma podría ser un fin en sí mismo. Rusia, dijo, espera desestabilizar Ucrania “difundiendo el pánico, aumentando la presión sobre el sistema financiero de Ucrania y lanzando ataques cibernéticos”.

“El presidente Putin estaría feliz de ver que ese plan tenga éxito, de modo que ni siquiera necesite recurrir a la fuerza militar para poner a Ucrania en una posición vulnerable”, dijo.

Sus comentarios fueron los últimos de funcionarios ucranianos que buscan tranquilizar a sus ciudadanos. Hablando el martes por la noche en un discurso a la nación, el presidente Volodymyr Zelenskyy dijo que Ucrania era “lo suficientemente fuerte como para mantener todo bajo control y descarrilar cualquier intento de desestabilización”.

En medio de las tensiones, USA, Gran Bretaña, Australia, Alemania y Canadá tomaron medidas para retirar a algunos de sus diplomáticos y dependientes de Kiev, una medida que el presidente ucraniano Volodymyr Zelenskyy trató de minimizar el martes como parte de un “complejo juego diplomático”.

El miércoles, la Embajada de USA en Kiev instó a todos los ciudadanos estadounidenses que visiten Ucrania a que consideren abandonar el país ahora, y señaló que la situación de seguridad “sigue siendo impredecible debido a la creciente amenaza de una acción militar rusa y puede deteriorarse sin previo aviso”.

Varias rondas de diplomacia de alto riesgo no lograron avances, pero el miércoles se estaba realizando otro intento.

Asesores presidenciales de Rusia, Ucrania, Francia y Alemania estuvieron en París para discutir formas de revivir un acuerdo de paz estancado para el este de Ucrania .

En 2014, tras el derrocamiento de un presidente partidario del Kremlin en Kiev, Moscú anexó la península de Crimea en Ucrania y apoyó una insurgencia separatista en el corazón industrial del este del país. Los enfrentamientos entre las fuerzas ucranianas y los rebeldes respaldados por Rusia han causado la muerte de más de 14.000 personas y los esfuerzos para llegar a un acuerdo se han estancado.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo que Moscú espera una conversación “buena y franca” en la reunión de París.

Rusia acusa a Ucrania de planear retomar las áreas controladas por los rebeldes, algo que Kiev niega. El miércoles, Lavrov volvió a alegar que Occidente está animando a Ucrania a lanzar una ofensiva y rechazó hablar de una inminente invasión rusa como “histérica”.

Andrei Turchak, jefe del principal partido político del Kremlin, Rusia Unida, sugirió que Moscú responda a la entrega de armas occidentales a Ucrania enviando municiones a los rebeldes. Desde el inicio del conflicto, Rusia ha sido acusada de enviar tropas y armas a los separatistas, algo que ha negado.

Estados Unidos y sus aliados también han amenazado con duras sanciones si Moscú envía sus tropas a Ucrania, pero han dado pocos detalles.

El martes, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que Putin “continúa construyendo fuerzas a lo largo de la frontera de Ucrania” y que un ataque “sería la invasión más grande desde la Segunda Guerra Mundial. Cambiaría el mundo”. Advirtió que habría graves consecuencias económicas para Putin, incluidas sanciones personales, en caso de una invasión.

Cuando se le pidió que comentara sobre la declaración de Biden, Peskov señaló que Putin y otros altos funcionarios no tienen activos en Occidente, pero reafirmó que tales sanciones estadounidenses serían “políticamente destructivas” para los lazos bilaterales.

Gran Bretaña también prometió sanciones, y la secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss, instó a las naciones europeas a hacer más para apoyar a Ucrania. El Reino Unido ha enviado armas antitanques a Ucrania, aunque ha descartado enviar tropas de combate.

“Estaremos legislando para endurecer nuestro régimen de sanciones y asegurarnos de que podemos atacar tanto a individuos como a empresas y bancos en Rusia en caso de una incursión”, dijo a la BBC. “Lo importante es que todos nuestros aliados hagan lo mismo”.

La ministra de Relaciones Exteriores de Alemania, Annalena Baerbock, subrayó en una reunión con su homólogo holandés en Berlín que el objetivo de la Unión Europea “es y sigue siendo la defensa de la soberanía y la integridad territorial de Ucrania”.

Leer más: Por no vacunarse contra el Covid-19, niegan trasplante de corazón en USA

“Cualquier nueva agresión de Rusia contra Ucrania tendría graves consecuencias. Política, estratégica e igualmente económica y financiera”, dijo Baerbock.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí