Levantan paro transportistas de granos de Argentina tras acuerdo sobre flete

0
85

BUENOS AIRES.- Una de las principales cámaras de transportistas de Argentina levantó el paro que mantuvo durante cuatro días en plena cosecha de soja y otros cultivos que tienen gran incidencia en las exportaciones, luego de lograr un aumento de 20 por ciento en la tarifa que cobra por su servicio.

La Federación de Transportadores Argentinos (Fetra) decidió levantar la protesta en la noche del jueves tras negociar el incremento tarifario durante un encuentro que mantuvieron sus autoridades y miembros de otras cámaras del sector con funcionarios del gobierno y entidades agropecuarias que contratan los servicios de carga.

En un escueto comunicado, y luego de que durante la semana fracasaran otras instancias de negociación, Fetra informó que “se logró un aumento del 20 por ciento en la tarifa nacional para el transporte de granos, cereales y oleaginosas, entrando en vigencia en el día de la fecha”.

Te recomendamos: Rusia pide a Brasil le ayude a mantener influencia en FMI y Banco Mundial

Los transportistas demandaban un incremento de la tarifa ante el incremento de los costos de sus fletes por el fuerte aumento del precio del gasoil que se produjo en las últimas semanas.

La tarifa que fue acordada en febrero con el gobierno y entidades agropecuarias se basaban en un precio del gasoil a unos 107 pesos (0.90 dólares) el litro y los huelguistas exigían su actualización luego de la suba del combustible, que supera los 160 pesos (1.34 dólares) el litro.

Acuerdo sobre flete

Los transportistas de granos de Argentina levantaron el paro en plena cosecha gruesa, tras lograr un actualización de la tarifa de referencia del flete ante el aumento del precio del gasoil y un compromiso de abastecimiento de este combustible.

Los transportistas también recibieron el mensaje de que la provisión de gasoil se normaliza, ya que la secretaría de Energía dio “su compromiso” de solucionar el problema de abastecimiento de este combustible a las autoridades de Transporte, según agregó Fetra.

El gasoil, como se lo denomina comúnmente en Argentina, es un combustible muy utilizado para el transporte de carga por camiones y para echar a andar la maquinaria agrícola, en momentos en que cobra fuerza la cosecha de soja y maíz en el país suramericano y el envío granos a los puertos.

En las últimas semanas, se han registrado faltantes de este combustible, lo que obligó en algunos puntos del país a aplicar cupos de despacho en las gasolineras y que se desarrolle un mercado informal de gasóleo a precios por encima de la referencia.

La escasez se dio de la mano de una fuerte alza en el precio del gasóleo, en un escenario de incrementos generalizados a nivel internacional en los precios de los energéticos desde la invasión rusa a Ucrania, y un desfase en el precio permitido en el surtidor local.

La medida de fuerza de los transportistas de granos había logrado un alto acatamiento, lo que llevó a la cadena agroindustrial a alertar por las pérdidas generadas en plena cosecha gruesa, el impacto en la credibilidad de Argentina, uno de los productores agropecuarios más grandes del mundo, como proveedor de alimentos y el ataque a los ingresos fiscales y de divisas que el país necesita.

Abastecimiento de combustible

La secretaría de Energía mantuvo el miércoles pasado una reunión con las principales refinerías de Argentina a las que pidió que produzcan al 100 por ciento de su capacidad, en tanto ellas manifestaron que estaba “garantizado el abastecimiento de combustible para el sector agropecuario”, según comunicó la cartera.

Además, la petrolera YPF, la mayor productora de hidrocarburos de Argentina, anunció hace una semana que se comprometía a aumentar un 10 por ciento su oferta de gasóleo en todo el mes de abril respecto al mismo mes de 2019 y que haría un esfuerzo de importación de 150 millones de litros de gasóleo antes de finales de este mes y de otros 100 millones de litros durante la primera quincena de mayo, cuando la cosecha agrícola esté a pleno.

Argentina es un país productor de petróleo y gas y, aunque los volúmenes de producción son crecientes, no alcanzan para cubrir toda la demanda y el país se ve obligado a importar diversos energéticos -incluyendo gasóleo- a costos que se han disparado, presionando aún más las desequilibradas cuentas fiscales del país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí