“Confesaba los abusos a otros curas, como si fuera mi culpa”: Víctima de sacerdote logra condena de 20 años

0
68

República de Costa Rica.- Una condena de 20 años de prisión se dio a Mauricio Víquez, un exsacerdote acusado de abuso contra los monaguillos de dos iglesias que dirigió en la República de Costa Rica; las víctimas denunciaron que tocaba sus partes íntimas y organizaba masturbaciones colectivas para que luego confesaran lo sucedido con otros curas por su pecado.

Pese a los esfuerzos de las víctimas por recibir justicia durante años, finalmente este 30 de marzo se logró una condena en contra del exsacerdote aun por encima de los encubrimientos que el arzobispo de San José, José Rafael Quirós, realizó por años para evitar actuar en contra del cura.

“Mi abusador, el que el Arzobispo de San José, José Rafael Quirós, encubrió por años me llevaba a confesar los abusos que me hacía ante otros curas, como si fueran culpa mía” mencionó Anthony Venegas, uno de los sobrevivientes a los abusos de Mauricio Víquez.

Leer más: Padre permitía a sus amigos abusar de su hija a cambio de alcohol y comida

Relató que el rito de confesión de su abusador, acción que fue defendida en diversas ocasiones, se basaba en preguntarle “cuántas veces me masturbaba, cómo lo hacía y en qué pensaba, esto para poder perdonar tan grave pecado”.

Entre las denuncias contra el ex sacerdote se encuentran tocamientos, masturbaciones colectivas y penetraciones, según el Semanario Universidad, aunque fue desde 2003 que comenzaron a hablarse estás actitudes con el Arzobispo, mismas que fueron ignoradas.

Venegas, escribió a través de sus redes sociales que no solo el arzobispo de encargó de encubrir y desprestigiar su denuncia sino también el sacerdote Sixto Eduardo Varela Santamaría, que dijo que debían “saber diferenciar lo que es un abuso sexual a menores, que podría ser un simple beso, un simple abrazo o un simple tocamiento”.

Cabe mencionar que cuando se realizó la denuncia, el ex sacerdote escapó por lo que, por un tiempo el caso estuvo pausado hasta su captura el 18 de agosto de 2019, en donde Venegas celebró con “No más curas abusadores, no más obispos encubridores”.

Fue en 2018 cuando el caso se dio a conocer, teniendo como víctimas a Anthony Venegas, Michael Rodríguez Solera y Carlos Roberto Muñoz, este último fue el primer monaguillo del ex sacerdote en Patarrá.

“Esta foto significa tanto, somos un grupo de víctimas y sobrevivientes. Foto: Twitter | @tony_veneg

“Desde que lo conocí él me dio unas cachetadas que acostumbraba dar para saludar y me metió la mano en la camisa, como hacía con casi todos. Lo hacía ver como algo normal y después iba haciendo más cosas, conforme se iba ganando la confianza, hasta llegar a cosas que uno no contaba por vergüenza, él era el padre Mauricio. Ahora es muy duro recordar”, dijo Carlos en su momento.

El 24 de enero del 2022 dio inicio el juicio contra el “sacerdote y pedófilo Mauricio Víquez, abusador de decenas de menores de edad dentro las puertas de la iglesia católica, protegido y encubierto por los altos mandos de la Curia por años” escribió Anthony Venegas, al mismo tiempo que el abogado defenso alegaba poder desacreditar las acusaciones.

Sin embargo esto no fue posible, ya que este 30 de marzo finalmente fue condenado a 20 años de prisión por sus crímenes en contra de menores de edad cuando fungía como sacerdote.

Leer más: Nace bebé con 2 cabezas, 3 brazos y 2 corazones en la India

“Esta foto significa tanto, somos un grupo de víctimas y sobrevivientes, unidos logramos modificar leyes, inspirar sanación, dar un mensaje de lucha y sobre todo encontrar justicia. Valientes y resilientes, ¡Lo logramos!” escribió Venegas, acompañando el mensaje de una foto donde los sobrevivientes de abuso se abrazan mientras el condenado es llevado a prisión.

Venegas compartió en sus redes sociales su orgullo y la inmensa paz que siente por haber recibido justicia en su caso, sin embargo afirmó que “la misión sigue y acá sigo, fuerte y valiente”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí