Argentina busca evitar que los incendios en el noreste lleguen a las viviendas

0
82

Más de cien brigadistas continúan trabajando este jueves para evitar que el fuego llegue a las viviendas ubicadas en la parte septentrional de la provincia argentina de Corrientes (noreste), en donde varios incendios han arrasado más de 500.000 hectáreas de terreno en los últimos días. 

“Los objetivos que se están teniendo ahora es solamente evitar pérdidas de viviendas y tratar de proteger las instalaciones (productivas)”, señaló el director del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), Alberto Seufferheld, en declaraciones al canal noticioso TN. 

Según el último informe del Ministerio de Ambiente, este jueves permanecían activos ocho incendios en Corrientes, concentrados especialmente en el norte de la provincia, mientras que uno está ya controlado. 

Las autoridades nacionales han desplegado en la zona cuatro aviones hidrantes, un avión observador y tres helicópteros, además de 118 brigadistas y personal de apoyo. 

Leer más: Decenas de playas son cerradas en Australia, autoridades buscan a tiburón que mató a bañista

El director del SNMF afirmó que otra de las “prioridades nacionales” es proteger el Parque Nacional Iberá, un área natural de 183.000 hectáreas de superficie, en aras de salvaguardar sus humedales y dar apoyo a las localidades aledañas. 

En ese sentido, Seufferheld reconoció que las condiciones climáticas adversas, con altas temperaturas y déficit de humedad en el ambiente, están dificultando la contención de los incendios. 

“Estamos hablando de déficit hídrico, de que el humedal más grande que tiene el país (Iberá), que vive siempre bajo el agua, en este momento no tiene agua”, lamentó el funcionario. 

Más de 500 mil hectáreas arrasadas 

Según un reciente informe del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), desde mediados de enero pasado el área afectada por el fuego en Corrientes -provincia que limita con Paraguay, Brasil y Uruguay- se incrementó más de seis veces, pasando de unas 80.000 hectáreas a cerca de 519.000 al pasado 7 de febrero. 

El estudio detalla que, hasta esa fecha, se quemaron 22.509 hectáreas de bosques nativos, 12.536 hectáreas de bosques cultivados y 123.899 hectáreas de esteros y bañados, mientras que el resto corresponde a áreas de pastizales, malezales y de vegetación de valles aluviales.

La provincia de Corrientes no cuenta con un cuerpo de brigadistas propio y son bomberos voluntarios los encargados de frenar los incendios, una situación que, en opinión del Gobierno nacional, debe revertirse cuanto antes, “porque el cambio climático llegó para quedarse”. 

“Promovemos que las provincias tengan su cuerpo de brigadistas. Los bomberos voluntarios no siempre tienen una formación específicamente forestal”, aseveró el ministro de Ambiente, Juan Cabandié, en declaraciones recogidas por el último informe de incendios forestales.

Leer más: Niño cae a pozo de agua en Afganistán, labores de rescate llevan más de 40 horas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí