¡Hay tregua! Levantan bloqueos a Las Bambas, importante mina de cobre en Perú

0
68

Lima.- Las comunidades campesinas de Capacmarca, Huascabamba, Sayhua y Tahuay, en la sureña región peruana de Cusco, levantaron este domingo la medida de protesta que desde hacía 18 días impedía operar con normalidad a la mina Las Bambas, productora del 2 % del cobre mundial.

El cese del bloqueo del corredor minero fue posible gracias a los acuerdos que trazaron los pobladores aledaños a la mina con representantes de la empresa y una delegación del Gobierno peruano que se había trasladado hasta la zona, liderada por el primer ministro, Aníbal Torres.

Tras horas de debate, las comunidades resolvieron dar una tregua de 45 días para que puedan avanzar los acuerdos asumidos, entre ellos que el Ejecutivo coordine una reunión con las autoridades judiciales del país para dar seguimiento a la demanda que presentaron contra la resolución que reclasificó sus carreteras como vía nacional.

Leer más: “Nos ha ido muy bien”: San Valentín reactiva ventas tras caída por pandemia

Además, se acordó que Las Bambas, de la china MMG Ltd, incluirá a las comunidades como área de interés social, lo que implicará aportes económicos para la implementación de proyectos de desarrollo sostenible.

“Me agrada que se haya dicho aquí que todo acuerdo debe ser sobre la verdad y no sobre la mentira. Tenemos que resolver los problemas civilizadamente, no siendo intransigentes, ni creyéndonos dueños de la verdad”, sostuvo el flamante primer ministro, cinco días después de asumir el cargo.

“En el Perú rige la economía social de mercado, que promueve la propiedad individual, la inversión privada, la libre empresa, pero con la participación activa del Estado”, señaló.

Torres viajó este domingo hasta el distrito cusqueño de Ccapacmarca para reanudar la ronda de diálogo con las comunidades que desde el pasado 27 de enero bloqueaban la carretera que conecta con la gran mina de cobre.

“Queremos discutir los problemas nacionales para resolver las problemáticas del pueblo, postergadas por 200 años. Queremos terminar con la discriminación porque todos los que vivimos en esta tierra llamada Perú somos iguales”, declaró el jefe del gabinete ministerial durante el encuentro.

En la reunión, que inicialmente estaba prevista para el sábado pero tuvo que postergarse por mal clima, participaron dirigentes de las comunidades campesinas de Ccapacmarca, Huascabamba, Sayhua y Tahyay, así como representantes de la empresa Las Bambas, congresistas y los ministros de Energía y Minas y de Transportes y Comunicaciones, Carlos Palacios y Juan Silva, respectivamente.

Desde finales de enero, los pobladores de la zona mantenían bloqueados varios tramos de la carretera por la que circulan los camiones cargados con el mineral extraído de la mina.

Frente a este nuevo bloqueo, la empresa informó que la mina cesaría su producción el próximo 20 de febrero, como ya hizo durante varias semanas en diciembre pasado.

Desde que Las Bambas comenzó a operar en 2016, los vecinos de las comunidades aledañas han bloqueado la ruta de la mina de forma intermitente durante más de 400 días.

Las comunidades Ccapacmarca, Huascabamba, Sayhua y Tahyay fueron las únicas que se negaron a firmar el acuerdo al que llegó el Gobierno peruano con otras ocho comunidades el pasado 30 de diciembre, cuando se consensuó que el corredor minero sería considerado como zona de tratamiento especial y se realizarían varios proyectos de desarollo y mitagación de impactos ambientales.

El mayor malestar de las comunidades es el constante tránsito de camiones de gran tonelaje que atraviesan sus comunidades para transportar el cobre, lo que genera polvareda cerca de las zonas habitadas.

Por ello, exigen el pago de las indemnizaciones de daños y perjuicios por impactos ambientales, sociales y culturales, así como el pago de los derechos de servidumbre minera.

En esa línea, también demandan ser consideradas como proveedores de bienes y servicios de la empresa minera y como área de influencia directa ambiental y social de la misma.

La mina fue traspasada en 2014 de la suiza Glencore a MMG por unos 10.000 millones de dólares y se encuentra en la provincia de Cotabambas, en la región Apurímac, a 4.000 metros de altitud.

Leer más: Gobierno de Michoacán se reuniría con embajada de USA para reactivar exportación de aguacate

El yacimiento tiene reservas calculadas en 6,9 millones de toneladas de cobre, de las que 452.000 fueron extraídas en 2018, lo que supone un 2 % de las 20 millones de toneladas que se produjeron a nivel mundial y un 18,8 % de las 2,4 millones de toneladas que aportó Perú, el segundo productor mundial de cobre, plata y zinc del planeta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí