A dos años de la Covid-19, se agravan las desigualdades

0
88

México.- Mujeres, grupos indígenas, miembros de la comunidad LGBTTTIQ+ y los niños han sido los más afectado por la discriminación y las desigualdades en el contexto de la pandemia, indicó Jorge Valtierra Zamudio. 

El mundo ha cumplido dos años desde que la Organización Mundial de la Salud calificó a la enfermedad covid-19 como pandemia. Desde el 11 de marzo del 2020, los ciudadanos han atravesado cambios y modificaciones en su estilo de vida, se han redescubierto y han enfrentado lo mejor y peor de sí mismos y su entorno social.

El investigador en la Universidad La Salle destacó en entrevista para Debate que es necesario generar una mayor cultura de prevención en materia de salud, pero también financiera, al destacar que la pandemia ha dejado claro que situaciones como esta pueden tomar por sorpresa y, si se carece de empleo o de alguna otra fuente de ingresos, el panorama puede ser preocupante.

Vulnerabilidad social

De acuerdo con el Inegi, se estima, por ejemplo, que dos tercios de los hogares perdieron en promedio de 48.5 por ciento de su ingreso durante los meses de la pandemia. Incluso, por motivos asociados a la covid-19 o por falta de dinero o recursos, no se inscribieron 5.2 millones de personas al ciclo escolar 2020-2021.

Leer más: Autos chocolate: ¿Cuáles documentos necesito para regularizar carros americanos?

Además, la violencia contra las mujeres ha llegado a sus niveles más elevados. Según los datos publicados por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en 2019 se registraron 210 mil 188 delitos de violencia familiar, mientras que en 2021, sumaron 253 mil 736.

El especialista en temas de gobernanza indicó que, con la pandemia por covid-19, se generó una brecha socioeconómica y sociocultural, al enfatizar la situación de precariedad y desventaja de un sector muy amplio que fue más afectado por la pandemia, al no tener ninguna posibilidad de confinarse o de tener los medios necesarios para llevar a cabo las medidas sanitarias adecuadas o, incluso, acceder a un servicio médico. Relacionado con lo anterior, consideró que hubo indiferencia y poca ética de los Estados ricos desde un modelo económico y político global, en el que se ha desatendido a los Estados más necesitados, cuando se trata de una solución global y humanitaria. Como ejemplo destacó el abandono de naciones africanas y centroamericanas.

“Se ha hecho visible la gran cantidad y diversidad de grupos susceptibles de discriminación, como la comunidad LGBTTTIQ+, mujeres, adultos mayores, pueblos indígenas, personas en situación de calle y privadas de su libertad, niñas y niños, así como otros grupos que, en el caso de México, no han sido contemplados por organismos como Conapred (Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación)”, criticó.

Es el caso de personal de salud, señaló que también se ha dado la discriminación, motivada principalmente por la ignorancia y el miedo, en este caso, provocado por la desinformación y por la pandemia misma.

De acuerdo con Jorge Valtierra Zamudio, se demostró que la sociedad no está preparada política, ni científicamente para enfrentar una coyuntura como esta. “Se mostró una gran vulnerabilidad frente a un fenómeno que rebasó fronteras, lo que obligó a una cooperación entre los Estados para dar una solución pronta a un fenómeno que cobró miles de vidas”, comentó.

Se evidenció, según añadió, una gran irresponsabilidad por parte de las personas a través de distintas vías de comunicación al arrojar y distribuir información sin fundamento científico, incluso información falsa, que sigue generando en la población global desde pánico hasta consecuencias muy delicadas, como posicionamientos en contra o de desconfianza por las vacunas.

Retos

Para el especialista, los efectos de la pandemia en sociedades con características tan diversas, deben llevar a repensar las condiciones y situaciones desfavorables en las que mucha gente se encuentra. Además de ser más empáticos y solidarios como probablemente la única solución para ser resilientes.

Valtierra Zamudio consideró que se deben implementar otros hábitos de vida, no solo de higiene, sino de consumo, y es indispensable aprovechar la tecnología y otras vías en el ámbito educativo y laboral, pero también reorganizarse para aprovechar o generar más tiempo libre y de descanso.

“Durante la pandemia, el home office ha incrementado el trabajo y, con ello, la frustración, el cansancio y otros trastornos”, expuso.

Hasta ahora, México ha superado los 5 millones 500 mil infectados y las 320 mil muertes por covid-19.  En Sinaloa, de forma oficial, se han reportado más de 112 mil casos y 9 mil defunciones.

Leer más: Latinoamérica podría aprovechar conflicto Rusia-Ucrania para aumentar exportaciones: FMI

El Dato

Incrementos

La pobreza laboral es la situación en que las personas no pueden comprar la canasta básica alimentaria para todos los miembros de un hogar con el ingreso laboral del mismo. Esta se elevó 40.7 por ciento de la población al tercer trimestre del 2021. La cifra es por arriba del 36.6 por ciento registrado en el primer trimestre de 2020 (Inegi).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí