Un encuentro con los libros: El ISIC comparte 4 textos del nuevo poemario de Ana Belén López

0
95

Sinaloa, México. En su colaboración semanal, el ISIC comparte estos cuatro poemas del libro Alejándose avanza, de Ana Belén López (Culiacán, 1961). Poeta. El libro, reeditado por el ISIC, se presenta este jueves 17 de marzo a las 18:00 horas, en la Sala de Arte Joven (Sajo) de Culiacán. Los comentarios de la presentación estarán a cargo de Ernestina Yépiz.

El árbol

Quitaron el tronco
que estaba en la carretera

aquel tronco que parecía
una mujer
con las piernas abiertas

quemado

como un cuerpo lleno de sol

uno
podía imaginar a la mujer
dormida del tronco

pensar
en una mujer caprichosa
desenfadada
sin brazos y sin cabeza
un cuerpo solamente
grande
y un par de piernas abiertas
se llevaron aquel cuerpo
seguramente
por provocativo
o porque construyeron vías rápidas
pero se lo llevaron

uno
lo miraba al pasar
porque embellecía el camino

a media mañana
extendía su belleza

por la tarde,
del otro lado de la carretera
era
un tronco caído.

El sueño

Cuando no había luz,
ni agua, ni sombras porque no había luz
ni agua, ni sol porque no había luna
ni mares porque no había agua
ni luz, ni árboles porque no había
pájaros, ni cielo porque no había tierra
ni luz porque no había fuego
ni calor porque no había luz,
ni agua, ni tierra ni fuego.

Había un sueño
dormido
esperando el azul del cielo.

Michael Hamburguer

Solo
dentro de un traje gris
el paso insegurode la persona insegura
y un poco vieja
avanza

solo
entre la euforia desgastante
de la gente que voltea
el paso
el paso de la figura
avanza

solo
abandonado en el pasillo
entre el zumbido
de voces que reclaman
figuras

avanza

alejándose
avanza.

Silencio I

Se necesita

silencio

para aceptar el deseo,

calmar las ondas
oscilantes
que impiden

ver el fondo,

calmar las vibraciones
que aturden impidiendo

ver,
tocar fondo.

Guarecerse de las olas
en el frío
solo con silencio

aliado de la noche
aliado del estanque

solo con el frío
el deseo frío
se obtiene.

Sobre la calma
la luna, la primera Venus,
la cabeza flotando

sobre la calma del oscuro océano

lejos del estanque
olas vibrantes

el frío deseo
en silencio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí