Tres historias de fantasmas que son populares en Culiacán, Sinaloa

0
85

Culiacán, Sinaloa.- La capital sinaloense fue fundada en septiembre de 1531, es decir hace 490 años, por lo que en sus calles se esconden miles de historias que se han perdido al pasar del tiempo, sin embargo hay algunas otras que han pasado de generación en generación, personas que ahora en forma de fantasmas se han vuelto populares entre las historias que se esconden en Culiacán.

Si bien, es difícil saber si estas historias que se cuentan son reales, sí son capaces de dar algo en qué pensar cuando durante el día es necesario cruzar por los pasillos o calles que fungen como escenografía para los fantasmas que protagonizan estas historias.

Leer más: ¿Cuál es el origen del apellido González?

Los fantasmas del Ayuntamiento de Culiacán

El Ayuntamiento de la capital sinaloense se erige como un edificio blanco en el Centro Histórico de la ciudad, en este lugar se esconde una gran historia, ya que en sus inicios fue un Seminario Jesuita que pasados los años terminó por transformarse en un hospital donde muchas personas perdieron la vida.

Solo con esa premisa es de suponer que hay muchas almas vagando por sus pasillos, como aquella mujer que los empleados nocturnos aseguran ver en el piso superior del antiguo edificio.

Con un traje antiguo y limpiando el piso, aquella mujer fantasma aterroriza a los empleados del lugar mientras los ruidos extraños y sombras oscuras surcan los pasillos en busca de consuelo que no tuvieron en su vida.

El hombre sin cabeza de las vías del tren

Cientos de almas deben rondar las vías del tren de Culiacán, muchas personas han fallecido en la zona, sin embargo hay una que aterroriza a quienes viven en los alrededores del lugar.

Los hijos y familiares de los antiguos ferrocarrileros cuentan que hace muchos años, un trabajador acudió una fiesta y se embriagó, aun así decidió cumplir sus responsabilidades y se dirigió a las vías del tren para realizar los cambios de vía que se hacen por la noche.

Una vez lo hizo se detuvo a descansar al costado, esperaría el próximo tren para hacer el cambio y volvería a la fiesta sin ningún pendiente que resolver. Mientras esperaba, recargó su cabeza sobre las vías hasta que cayó dormido para nunca despertar.

Se cuenta que el tren le arrancó la cabeza y que, desde entonces su alma se encuentra vagando por el lugar en la forma de un cuerpo que va cargando su cabeza en su mano derecha causando terror en las personas que lo encuentran por las noches oscuras.

Los fantasmas del Panteón San Juan

El panteón San Juan es el más antiguo de Culiacán por lo que en sus tumbas se encuentran personas que vivieron hace cientos de años y que ahora se encuentran abandonadas. Si bien los panteones siempre representan un lugar de temor para muchas personas, este cementerio se caracteriza por sus fantasmas interesantes,

Según relata el velador del panteón, este lugar alberga almas pacíficas que salen incluso a dialogar con sus vecinos de tumba.

Por las noches se puede escuchar a los fantasmas de dos amigos que salen a emborracharse y reír a carcajadas, incluso truenan las botellas de cerveza en el suelo; cerca de ellos se encuentra la tumba de quien fue llamada la Novia de Culiacán, quien según el velador sale todos los domingos y hace su camino hasta la Catedral de Culiacán en forma de una bruma blanca.

Leer más: “Ha ido un acto de valentía”: María Sojob sobre su incursión en el cine

En este lugar se encuentran otros fantasmas como la llamada “Guardiana”, una niña que suele rondar por los muros del panteón para asegurarse que todo esté bien; también hay una especie de estatua de un niño que nunca deja de ver a los asistentes volteando la cabeza, un lugar para visitar durante la noche.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí