Danza Joven de Sinaloa mezcla danza y teatro físico en espectáculo ‘Inalienable’

0
98

Culiacán, Sinaloa. La noche de este lunes 24 de enero, la compañía Danza Joven de Sinaloa regresa a los escenarios con una presentación al aire libre en el ágora Rosario Castellanos del Centro Cultural Genaro Estrada, en punto de las 20:00 horas. Con el espectáculo coreográfico Inalienable, compuesto de cinco coreografías, los integrantes dan una muestra de piezas únicas, soliloquios laberínticos de historias personales, que trazan líneas y vacíos en el espacio poético y onírico de la razón.

Preparación desde casa

Carlos Zamora, director de Danza Joven de Sinaloa, dice a DEBATE que las cinco coreografías están unidas por “la diferencia, se conjugan entre sí por su intención de contar historias y las une la singularidad de sus intérpretes”.

“Estas son obras creadas desde líneas expresivas muy diferentes y en búsqueda de contacto profundo con el publico, de manera que cada performance abre una experiencia irrepetible e inalienable, donde el mensaje busca mover el corazón más que la razón, alejándonos de estructuras para intentar viajes nuevos incluso dentro de los destinos conocidos”, comenta Zamora, y agrega que el programa consta de dos obras que son estreno y 3 que son remontajes, “pero aun así son piezas que como artistas empujan nuestras zonas de confort e invitan al publico a seguirnos en el viaje”. 

En esta presentación que integra danza y teatro físico de mediano formato, Carlos Zamora presentará Días de tierra, con coreografía y edición musical de Carmen Werner. “Ha sido un viaje de recordar su momento de creación y como invocar esa energía de vivir la soledad acompañada, entrenar el cuerpo para volver a jugar con la fragilidad de un piso lleno de tierra y un humano que intenta volar pero también no se ha destruido por los vientos de su libertad”, señala al ser cuestionado cómo ha sido la preparación. 

Por su parte, Edylin Zataráin interpretará coreográficamente Una tormenta, con música de La Lupe, Buika y Juan Gabriel. Zataráin cuenta que la pieza retrata la vida de una mujer en duelo por su reciente pérdida amorosa. “La coreografía conjuga la danza contemporánea, el teatro y el canto. Me gusta mucho interpretar este personaje desde el sarcasmo, el drama es un género que me encanta y me desafía a romper barreras en escena con esta obra”. 

La más reciente presentación de Danza Joven de Sinaloa fue el mes de diciembre con una pastorela contemporánea.

Mario Edén Cázares también tendrá participación la noche de este lunes con Napoleón, creación de Francisco Ponce y donde se escuchará la música de Álex Rutterford y Sergei Prokofiev. El bailarín comparte que retomar esta pieza desde casa ha sido todo un reto, al tener que adaptarse al espacio. “Tuve que estar esquivando los muebles en casa, achicar algunos movimientos para no romperlos o incluso golpearme, además de tener que parar para poner los tres track que componen la obra”. 

Pero esto, más que desalentarle, lo hizo meterse más a la obra. “La obra misma hace una crítica política-social sobre la corrupción que engendra el poder en cualquier nivel y una terminante crítica a cualquier tipo de totalitarismo. Podría decir que estuve sumergido en mi propia rebelión debido a la situación actual pandémica, por la cual todos nos encontramos y pasé por todos los personajes, representado por diferentes situaciones, es decir, pandemia-casa-muebles-espacio-el aceptar esto que nos toca vivir pero con la virtud de hacer algo, causar un rompimiento y trascender hacia la representación e interpretación de la obra”, completa sobre su pieza inspirada en la satírica novela de George Orwell, Rebelión en la granja. 

Talento conjunto

El talento de las tres mujeres que forman parte de Danza Joven de Sinaloa se reúne en Poesías, con textos originales de Tiffany Orozco, creación escénica de Berenice Arias y voz de Edylin Zataráin

Orozco comparte que “algunas poesías fueron escritas en el 2020 y 2021”. “Al inicio de la pandemia surgieron necesidades que desconocía, y al estar encerrada busqué una salida entre letras para explotar esas ganas de moverme y hacer. Fue mi salida de emergencia, crear mis mundos y poder transportar en ellos a mi antojo”, indica.

Mientras tanto, Berenice Arias agrega que conversó con su compañera sobre el significado de ciertas estrofas y así completar la creación coreográfica. “Es un honor poder interpretar las ideas escritas de una de mis compañeras de trabajo, y la que se ha ido convirtiéndo en una buena amiga. Con Tiffany he estado en constante comunicación, preguntándole sobre la intención de sus palabras, de sus versos, me platicó del contexto en el que escribió este poema de título Dictado, para así poder hacer una mejor interpretación de sus ideas, desde mi experiencia dancística, buscando también cierta apropiación de sus letras”.

El programa se completa con la pieza Obire, con coreografía, interpretación y edición musical de Maximiliano Corrales. “Hablo sobre cómo me despediría yo como individuo si hoy fuera mi ultimo día, qué tanto puedo compartir en ese instante, qué tanto puedo alargar el momento que estoy viviendo”, dice Corrales al respecto. 

La función promovida por el Instituto Sinaloense de Cultura tendrá entrada libre y se solicita el uso obligatorio de cubrebocas a los asistentes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí