¿Cómo se les dice a los niños en Sinaloa?

0
429

Sinaloa.- El español es rico y diverso, por lo que no es de extrañar que en Sinaloa y otros estados de México haya palabras muy peculiares con el mismo significado, pero ¿alguna vez te has preguntado cómo se les dice a los niños en Sinaloa?

Si algo caracteriza a Sinaloa, además de su gastronomía, su música y otras cuestiones menos presumibles, es la peculiar manera de hablar de su gente, con palabras como “plebe“, “bichi” y “chanza”, que no vemos en otras zonas del país.

El lingüista Everardo Mendoza, destacado investigador de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS), dedicó gran parte de su vida a investigar el léxico sinaloense, un gran esfuerzo concretado en su proyecto del “Diccionario del Léxico Regional de Sinaloa”, en el cual explicó cómo los sinaloenses le dicen a los niños, entre muchas otras definiciones.

Leer más: ¿Qué significa placoso en Sinaloa?

Plebe” es una palabra muy común en Sinaloa, usada para referirse a niños o personas muy jóvenes, al igual que “morro” o “chamaco”, aunque esta última tiene un uso más extendido en México y Centroamérica.

Plebada: Conjunto de plebes (niños, adolescentes o jóvenes) o gran concurrencia de éstos en un lugar”, es la definición que brinda el doctor Everardo Mendoza.

En cuanto a “morro/a”, “morrillo” o “morrito”, esta es una palabra que no sólo se utiliza en Sinaloa, sino en el norte del país. El Diccionario del Español de México define la palabra de la siguiente manera en su tercera acepción:

“Niño, joven: “A mí, de morrito, no me gustaba nada bañarme”, “¡A ver a qué hora llegan esos morros!”, “Ando en busca de una morrita que se quiera casar conmigo”, “Luisa está muy morrilla todavía”.

Estas son las palabras más populares en Sinaloa para referirse a los niños, sin embargo, no son las únicas que diferencian el habla de los sinaloenses del resto del país.

Además de “plebe”, algunos de los ejemplos más destacados del léxico sinaloense estudiados por el investigador de la UAS son “bichi”, que significa desnudo o semi desnudo, y “cachorear”, que refiere a caricias apasionadas entre parejas o “faje”.

También destaca la palabra “chanza”, definida como la “ventaja que se permite al otro en una competencia”; “engrirse”, como encariñarse intensamente a un lugar o persona, y “enverijarse”, que también alude a un apego excesivo con alguien al grado de la dependencia.

Leer más: ¿Cómo se divertían las personas en Culiacán, Sinaloa en los años 50?

Muchas de estas palabras ni siquiera se encuentran en diccionarios sobre el español de México ni mucho menos en el de la Real Academia Española (RAE), pero basta con interactuar con los hablantes para percatarse de que se trata de palabras que forman parte del día a día en Sinaloa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí